Héctor Velázquez: De rojo a Patirojo

18 de mayo del 2017. La gorra color azul marino en la cabeza. El número 76 en la espalda. Toma su guante. Suelta su brazo derecho. Se para en el montículo del Oakland-Alameda County Coliseum. Primer pitcheo. Bola a Rajai Davis: Así comenzó el sueño de Héctor Vélazquez en Grandes Ligas.

“Y logramos ese sueño que tenía desde pequeño, que era el llegar a Grandes Ligas, se nos dio demasiado rápido, pero contento porque se nos dio esa oportunidad”, esas fueron las palabras del lanzador sonorense, quién debutó la temporada pasada con los Boston Red Sox.
Foto: Internet

Encomendado a Dios por naturaleza, agradece por ello el mantenerse sin lesiones durante el 2017. Y consciente que gracias a su salud y al Señor, lo guiaron a lograr el mejor año de su carrera como pelotero hasta el momento. Su brazo y hombro no pararon de hacer la mecánica necesaria para colocar la bola en la zona de strike. LMP- Serie del Caribe – Triple A – Grandes Ligas. Ese fue el camino.

“Fue un año muy bueno, el mejor de mi carrera, agradecido con Dios por mantenerme sano todo el año. Porque no fue fácil, llegué a un Spring Training cansado, había tirado dos años seguidos sin parar, y Dios me dio mucha salud, me dio mucho esfuerzo para seguir adelante”, expresó durante la serie de playoffs ante Naranjeros de Hermosillo.

La agenda para el 2018 está cargada desde los primeros días para el jugador de los Mayos de Navojoa. Su equipo en la ronda de semifinales. Pero cuenta con restricciones por parte de los ‘patirojos’ en cuanto al número de innings para lanzar en la recta final de la campaña del circuito invernal. Deseoso por disputar una Serie Final. Sin embargo, con la mente clara en que no estará nuevamente en el clásico caribeño enfundado en el uniforme mexicano.

Foto: Luis Gutiérrez/Norte Photo

 

RUMBO A FENWAY PARK

Una vez concluida su participación con la Tribu, la meta es llegar en la mejor forma física posible y sin exceso de trabajo al 14 de febrero; fecha en la que deberá de reportar al Spring Training. Escenario en el que se deberá de ganar un puesto para el inicio de año y demostrarle al nuevo mánager, Álex Cora, que su potencial pertenece a la Gran Carpa y no a sucursales.

En su año de debut fue llamado al equipo grande en cinco ocasiones, y en la misma cantidad lo colocaron de vuelta en Ligas Menores. Un sube y baja en su rol como pitcher dentro de la organización. Tuvo una marca de 3-1 en ocho juegos, tres aperturas, 24 capítulos con dos tercios lanzados, siete bases, 19 ponches y una efectividad de 2.92. El 2018 pronostica una rotación abridora de los Red Sox con Chris Sale David Price, Rick Porcello, Drew Pomeranz. De no ser ahí, el bullpen, en un papel de relevo intermedio, estaría a su disposición en el roster.

“Y ahorita el propósito de este año es ir trabajando fuerte para poder hacer el equipo desde un principio, sino, vamos a seguir trabajando donde ellos nos necesiten, ya sea en Triple A o Grandes Ligas, donde sea. Pero la encomienda es poder mantenerse arriba el tiempo que más se pueda. Entonces vamos a ir con todo este año desde el principio, desde febrero vamos a ir al cien por ciento, pidiéndole a Dios mucha salud para que nos deje competir durante el Spring Training”.

Sin John Farrell en el dogout para este año y con el puertorriqueño como nuevo timonel, Velázquez aprecia el hecho de que su nuevo ‘jefe’ hable el mismo idioma que él. “Para uno que es latino, es muy bueno, habla español, a uno se le facilita más comunicarse con él”, dijo. En su punto de vista, un pequeño detalle que puede marcar diferencia en su papel dentro del equipo en la temporada.

Acreditado con tres victorias de las 93 que obtuvo Boston la campaña anterior para apoderarse del banderín de la División Este de la Liga Americana, la encomienda es que el equipo esté en playoffs para competir nuevamente, con un roster comandado a la ofensiva con peloteros del más alto calibre como Mookie Bets, Dustin Pedroia, Jackie Bradley Jr, Hanley Ramírez.

Foto: Internet

 

LEGIÓN AZTECA EN LA MLB

El 2017 fue un año, en términos generales, de irregularidades para los jugadores que formaron parte de un roster en Grandes Ligas. Bajas de juego, lesiones, en materia negativa, provocaron que el talento nacional no pudiera brillar como se espera temporada a temporada. En lo positivo, hubo consolidaciones y debuts.  Junto a Roberto Osuna con sus 39 rescates, el nacido en Ciudad Obregón dio de que hablar para bien con su surgimiento en la Gran Carpa y sus sólidas actuaciones, sea como abridor o relevista.

Y es ahí, donde el serpentinero de los Mayos de Navojoa en el beisbol invernal, le aconseja a sus compatriotas en los Estados Unidos, que todo en gira entorno a “estar saludable” y no desperdiciar ningún turno al bat o lanzamiento en el centro del diamante que tengan en el mejor beisbol del planeta. Es ahí donde se hace la diferencia.

“El beisbol es así: De altas y bajas. Va haber años buenos, años malos, entonces la clave aquí es mantenerse siempre firme, mantenerse siempre trabajando. Lo más importante es mantenerse sano. Ojala que este año haya más mexicanos en las Grandes Ligas; que se fijen más en el talento que hay aquí en la liga mexicana, que no pierdan la esperanza los peloteros que hay aquí. Yo nunca la perdí, tarde o temprano la oportunidad me podría llegar y se me llegó. Es cuestión de aprovechar esas oportunidades. También a los que ya están en Estados Unidos, esas oportunidades cuando les llegan, tratar de aprovecharlas al máximo para poder mantenerse arriba”.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *